Casa Verdún (Pontevedra), un clásico en alza

CASA VERDÚN

Calle Real 46, bajo

36002 Pontevedra
www.casaverdun.com
Conocemos Casa Verdún desde hace mucho tiempo. De hecho es uno de los clásicos de la hostelería de Pontevedra, situado en una de las calles con más solera: Calle Real. Y ahora que retomamos nuestros consejos de “bandullo”, nos parece obligatorio una reseña acerca de lo que se cocina en este local de la capital del Lérez. Un clásico que siempre está en constante evolución.
Os contamos nuestras impresiones para una cena de 3 comensales:
Cuando uno llega a Casa Verdún lo primero que destaca es su ambiente agradable. Y si te gusta la combinación piedra-madera, más. Otra de las cosas que llama la atención es las vitrinas con numerosas botellas de bebidas selectas, tanto para combinados como para los expertos en vino. De hecho, cuenta con una carta de vinos espléndida, con muchas referencias, escogidas por su propietario, que además es un amante de los vinos y de la buena mesa.
Pero para entrar en materia, nada mejor que contaros nuestro menú: bombas de queso y frambuesa, pimientos de Padrón, brocheta de croca de ternera, ensalada Mar y Tierra y huevos rotos con foie de pato, setas y patatas. Todo esto acompañado de un Ladairo Tinto 2010, dos cafés solos y un flan de queso con frutos rojos.
Deciros que la comida, estaba riquísima. El precio: 55,75 euros. Después tomamos unos gintonics, que nos recomendaron a partir de una carta especial que tiene Casa Verdún con combinaciones y maridajes: ginebras, whisky, ron, vodka…
Una muy buena iniciativa que merece la pena ser destacada porque te informan de cómo se puede beber cada cóctel, de la graduación y de las posibles combinaciones. Nos parece una carta muy trabajada y original, que no se encuentra en muchos sitios. El precio de las copas, hay para todos los gustos y en función de la categoría del combinado. Eso sí, la presentación, impecable y personalizada en cada cóctel.
LO MEJOR: el trato hacia el cliente, la comida exquisita y la excelente carta de vinos y combinados.
LO PEOR: como en muchas referencias, el precio de algunos platos. Muchas veces tiene demasiado ruido en el comedor y cada vez está más concurrido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *