En el barrio de Monte Alto de A Coruña, la pulpeira por excelencia: O Fiuza

O FIUZA
Avda. Navarra, 33
15002 A Coruña
Tel. 981923470
Localización en Google maps
Situado en el entorno de la Torre de Hércules, es parada obligada para todo el que visite la ciudad y quiera comer un pulpo en “condiciones”. Para cualquier lugareño es sitio “de culto”, así que como buenos anfitriones, al foráneo que pregunte es seguro les aconsejarán esta taberna con solera en el barrio de Monte Alto. Sin pretensiones, un local amplio con mesas y banquetas de madera a los lados y barriles en el pasillo central, decorado con numerosas fotos antiguas de la ciudad, carteles de equipos de fútbol – presidiendo “o Depor” por supuesto – banderines y peñas. Se entremezclan el cliente asiduo coruñés, con los visitantes algo despistados que pretenden llegar y sentarse en la primera mesa que vean libre, ¡ni se les ocurra!, aquí el que distribuye los sitios es el camarero, se avisa en algún cartel que quizás pase desapercibido entre tanta foto y gente al entrar, así que por favor no se tomen a mal que los hagan levantar del asiento, nos les costará nada acercarse a la barra, pedir mesa y comprobar la memoria prodigiosa de José, el camarero y propietario del local, que escrupulosamente les dará paso en riguroso orden. La espera es mínima y merece la pena.

Con respecto a las viandas, indicar que aparte del pulpo, poca variación ofrecen, pero suficiente para abrir boca: empanada de carne o bonito, pimientos de padrón en temporada, chicharrones, queso y fiambres. Así que pedimos 2 raciones de pulpo para 4 personas, 1 de queso “do país”, 1 de empanada de bonito y 1 de pimientos de padrón, todo ello regado con cañas frescas de Estrella Galicia (confieso que cayeron 2 por barba!), aunque recomendamos mejor un Ribeiro, por supuesto…ah, y no olvidar el pan gallego ¡para mojar en el aceite!. Todo ello no llegó a 12 euros por persona, 45 en total.

LO MEJOR: sin duda el pulpo que es exquisito y buenas raciones, el trato amable y el precio. Relación calidad/precio excelente.

LO PEOR: que suele llenarse, sobre todo en fin de semana y para el que no le guste esperar puede ser un inconveniente (aunque insistimos en que se espera poco y merece realmente la pena)….

¡Y no os olvidéis de pedir mesa en la barra aunque veáis mesas libres!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *