Masa de pizza casera

Buenos días familia, nuestro amigo Breo nos trae una receta sobre la masa de pizza casera, los resultados como podéis apreciar son espectaculares. Aquí os la dejamos:

Bueno chavales… vamos a hacer masa de Pizza… pero masa de Pizza en plan panadero.

De entrada, ya os digo que si pretendéis que esta receta se haga en 5 minutos pues vais dados. Os llevará todo el día.

Desde chavalito, llevo haciendo pizzas en casa, he visto y leído muchísimas recetas, para diferentes tipos de masa, le he dado mucho la tabarra a mi vecino panadero y a mi madre…  y probando mucho, he llegado a esta combinación de ingredientes. Veréis después en la foto que el resultado es fantástico. Así hago yo mis pizzas caseras….

Ingredientes masa: (para dos pizzas grandes, una masa PAN y otra masa NORMAL o FINA)

400gr Harina de trigo común

200gr Harina de trigo de fuerza

Aceite de oliva

Agua tibia (mejor tirando a fría que a caliente, muy caliente mataría la levadura)

1 dado de Levadura de panadería (Fresca, esto no es negociable; vas a una panadería de las de verdad y le dices al panadero… ey, véndeme un taco de Levadura fresca, sobre 3€)

50g Sémola de trigo (si no la encontráis triturad cuscús, pero muy fino. Este ingrediente da el efecto Telepizza, y un acabado muy bonito)

Sal (y opcional pimienta o sal de ajo… para gustos) Lo que lleve la masa madre se hará patente en la masa final… Haced vuestras pruebas)

Proceso:

Primero comentaros que esta masa la hago haciendo primero una pequeña masa madre que dejo toda la mañana fermentar hasta el mediodía (la pizza la hago a la noche), Cuanto mas fermente mas rica está, aunque con una/dos horas le sería suficiente para poder ponernos a hacer la masa final.

MASA MADRE

Cogemos los 600gr de harina tanto de fuerza como común, (no se le puede echar mucha harina de fuerza pues como su nombre indica la masa tendría mucha fuerza y no nos interesa, al estirarla se encogería sola) la tamizáis, ya que dará más esponjosidad a la masa y la dividís en 4 partes iguales. Cogemos una parte y reservamos las tres partes restantes para hacer la masa final junto con la madre, pasadas unas horas.

Para finalizar la madre sólo tenemos que añadir la levadura diluida en agua a esa parte que acabamos de coger junto con una pizca de sal (no mucha),  amasamos bien… la madre debería de quedar pegajosa y muy húmeda. La tapamos a un sitio cálido y a fermentar. Veremos que al llevar toda la levadura en poca cantidad de harina los efectos de la fermentación se ven casi en tiempo real, podemos ver subir la masa. Quedará como una esponja. Si en vez de hacerla por la mañana para que fermente hasta mediodía, la queremos dejar reposar por la noche, mejor en un sitio fresco para que el proceso no sea tan rápido.

MASA MADRE

Muy húmeda siempre. Este es el aspecto esponja de la Madre.

 MASA FINAL

Ya tenemos una masa madre con forma de esponja de una cuarta parte de harina, agua, sal y levadura bien fermentada….. Procedemos pues a hacer la masa de la pizza…

Cogemos el bol con las tres partes restantes de harina y las mezclamos con la madre, otra pizca de sal y un chorrito de aceite (un Mississippi,  jeje). Amasáis, ahora sí, sino tenéis máquina de amasar, pos os tocará darle cañita, trabajarla durante 15 minutos mínimo enérgicamente y finalizad haciendo una bola.

Masa resultante

Fijaros que la masa resultante, aparenta mas pequeña incluso que la madre que lleva dentro. Pues esto es porque no hay aire, le llevará unas horitas recuperarlo. E inflará al doble de su tamaño.

Ahora la tenemos que volver dejar reposar, lo suyo sería toda la tarde, para tenerla lista para una perfecta cena de pizza. La masa debe doblar su tamaño, si vemos que en dos horas ya lo ha doblado podemos finalizar el reposo en la nevera para que no se nos infle demasiado.

Masa final

Aquí la tenemos con el doble de su tamaño.

Partimos en dos bolas, para dos buenas pizzas, os comento como la remato,  estiramos la bola desde el centro hacia fuera dándole forma circular hasta que conseguimos el tamaño y grosor deseado, no escatiméis en harina al estirarla, una vez con la forma que queráis tiramos en el mesado de la cocina la sémola y le tiramos la masa encima, como si fuese otro estirado, pero en vez de con harina, con sémola. Con esto conseguimos ese acabado rugoso del Telepizza/Pizza Hut, a mí una me gusta hacer una gorda o Rolling y otra fina más grande. Esto ya va a gustos, la masa es versátil para hacer incluso una masa fina como el papel (siempre subirá en el horno).

Es importante dejarla con la forma 5-10 minutillos para que se asiente la masa… hay que mimarla que llevamos todo el día pendiente de ella.

Otro punto importante a tener en cuenta es que este tipo de masas tan esponjosas no se llevan bien con la humedad de los ingredientes de la pizza…  os detallo a continuación…

Ingredientes para acabarla:

Tomate triturado natural (el que hace la pizza con tomate frito ya te digo yo que no tiene ni p…. idea)

Mozarella

Media pizza con atún y aceitunas

Media con bacon y jamón

Un rato antes de montarla, cogemos la lata de tomate triturado y la vertemos encima de un colador fino y lo dejamos 10 minutos (lo justo para que la masa estirada repose ese último chisco…con esto perderá el agua el tomate y nos quedará la pasta de tomate que es lo #ricorico. Le echamos por encima un poco de albahaca y vía, tenemos el tomate que extendemos por las masas estiradas de antes.

Salsa

Tomate soltando el agua. Veréis a la derecha en el cazo el agua roja y en el colador la pasta de tomate. En el cuenco tenemos ya la pasta con la albahaca a punto de ser removida.

Os repito que es importantísimo tener los ingredientes secos ya sea la grasa del atún o el agua del tomate.

Luego no hará falta que os diga cómo combinarlas, yo suelo hacer media en plan marinero con atún y aceitunas con anchoa y otra en plan grasiento con jamón y bacon (un chorrito de salsa barbacoa por encima le queda de lujo, pero sólo a esta mitad, no le vayas echar la barbacoa al atún)

HORNEADO

Esta parte también es importante, los hornos de las pizzerías tienen el doble de potencia que nuestros hornos de casa, por lo que hay un truquillo que leí por ahí en un blog que me ha encantado y os lo transmito.  Ponéis el horno (sin el ventilador/turbo) a lo máximo que de, sobre 250 arriba y abajo suelen tener. Solo tenéis que tirar la pizza (con un papel de horno claro está) sobre la placa de abajo del horno, esto hará que el fondo se tueste además de darle un buen golpe de calor a la masa. Pasados 5 minutos (id controlando el fondo) la subimos al medio y la acabamos, siempre con el horno a tope, si has hecho bien la masa, estará perfecta por fuera y esponjosa por dentro.

Este es el resultado… no os quiero mentir, da la lata, aunque no requiere mucho tiempo seguido si hay que tenerla controlada y sobre todo dejar fermentar bien. El resultado de aspecto y sobre todo de sabor es fantástico. Seguro que si la hacéis y os sale bien, da un subidón importante jeje os pondréis a acabar el taco de levadura haciendo vuestro pan.. bollos.. etc jejeje

Pizza terminada

4 thoughts on “Masa de pizza casera

  1. Gracias por la receta pero no indicas cuanta agua hay que poner, ni cuanta levadura. Estaría bien dar las cantidades de los ingredientes, si no es imposible hacerla igual.

  2. Sobre los ingredientes que faltan las cantidades, me faltan el agua precisamente porque depende mucho del tipo de harina que uséis, os puedo estimar sobre 200ml(tiene que ir empapada) para la madre y otros 200ml para la masa final. Aún así mejor que vayáis probando, para la madre debe de quedar como una esponja, muy muy húmeda, no hay cantidad fija, cuando veáis que no la podéis agarrar sin que se os quede pegada, listo, la ponéis a fermentar para que os quede como una esponja. para la masa final, buscar ese punto de masa que no se os pegue a la mano… Pero casi, no se sí me explico, buscar ese punto húmedo pero sin que se pegue a la mano. Hay que evitar el tacto de mazacote ya que una masa de pizza, ya sea, gorda, rolling o delgada siempre ha de ser ligera y esto se consigue con las masas húmedas. Sobre la levadura, en torno a 15gr. Un dadito. Recordad que sí os pasáis y os levanta mucho, la podéis frenar en la nevera sin afectar al sabor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *