Restaurante Don Manuel, lo barato puede salir caro

Restaurante Don Manuel

Vista Alegre, 149
15705- Santiago de Compostela (A Coruña)
Teléfono: 981 571 317

Si comer siempre es un placer, pasear por las calles compostelanas no se queda atrás. Y más cuando el tiempo acompaña. Una parte del equipo de Guía Reservone nos hemos acercado hasta Santiago este fin de semana. 
La capital gallega ofrece un abanico de posibilidades gastronómicas tan inmenso como apetecible y es de sobra conocida su buena mano para dejar contento a cualquier comensal que se precie. Los peregrinos encuentran en sus bares y restaurantes un espacio idóneo para reponer fuerzas, los turistas regresan a sus tierras hablando maravillas de los menús gallegos y los propios santiagueses (mitad de Santiago y mitad del resto de rincones de Galicia) disfrutan de sus famosos y no tan famosos locales.

Pues bien, huyendo del epicentro santiagués, de las piedras que rodean a la Catedral y de aquellos locales que a todos nos suenan de algo, aunque no sepamos de qué… Guía Reservone decidió probar suerte en un restaurante del conocido Barrio de Vite: el Restaurante Don Manuel. 
El reloj marcaba eso de las 15:30 y casi sin darnos cuenta habíamos llegado tarde pues la cocina estaba cerrando. No obstante, una de las encargadas del local nos ofreció una mesa en un comedor pequeño, casi familiar (por su tamaño y porque allí había congregación de familias tomando el postre). Las migas del mantel no impidieron que la señora colocase el típico de papel por encima. Nuestras servilletas tampoco fueron iguales a las del resto de la gente (granates vs. blancas). Pero esto son minudeces sin importancia porque, repetimos, la cocina estaba cerrando y nosotros habíamos llegado tarde.Cuatro personas ya sentadas frente al mantel de papel con secreto de migas en su reverso. La cubertería encima y el menú claro. Para beber: una botella de agua de litro y un refresco de cola de medio; para comer: 2 raciones de churrasco de cerdo (ya no quedaba de ternera) acompañado de su salsa, sus patatas fritas, su ensalada y su pan; de postre: un café con leche y una infusión (lo que se convertiría en un gran alivio para lo que vino después).En un tiempo récord (ni 10 minutos estuvimos esperando) tuvimos el churrasco frente a nosotros. Una bandeja grande con raciones de churrasco y sus patatas debajo que nos conquistó hasta que llegamos al último trozo.

-¿No os sabe un poco rancio?

No sólo sabía rancio sino que olía al mes pasado. Fue la última pieza la que nos salió rana. Se lo dijimos a la encargada y trajo rápidamente un plato “Tiradlo aquí” y se lo llevó erguida en el mismo como si estuviera a punto de adentrarse en el quirófano. Avisamos en cocina que no nos preparasen otro (estábamos empachados+se nos habían quitado las ganas) pero esperábamos unas disculpas o un mínimo descuento en el precio final.

Ni la una ni la otra. Eso sí, nos sorprendió el precio (ya nos habían advertido que nos dejaría con la boca abierta): 25 euros los cuatro. Lo caro hubiera sido padecer una indigestión… 

Comentándolo, después, con unos amigos descubrimos que no era la primera vez que ocurría. Así que dejamos de echarle la culpa al reloj.

Lo mejor: El precio.

Lo peor: La calidad.



 

4 thoughts on “Restaurante Don Manuel, lo barato puede salir caro

  1. ¡A la hoguera con este sibarita!
    Criticar nuestro glorioso Don Manuel merece pena de muerte. Abundantes raciones, buen churrasco y tapas megamolonas hacen de Don Manuel un olimpo de las tapas y la abundancia. Y no solo se queja de la comida, sino que pertenece a esa rama de clientes coñones que vienen a dar por saco a la hora del cierre, exigiendo un novillo irlandes de elaborada preparación a las 16:00 de la tarde. Me da igual si esta crítica es de hace años o si el autor ha muerto atragantado por un mejillón deconstruido sobre espuma de pistacho de Groenlandia, el honor del Don Manuel no se mancilla.
    En un mundo gastronómico en el que abundan los enclenques modernizados a lomos de ponys con vestiditos de cachemir, Don Manuel representa un oxidado, pero robusto caballero, a lomos de un noble corcel.

    Vayase a "degustar" una tosta de tofu mientras degusta un Gin tonic de Citadelle con cardamomo en el VaoVao, pues este lobo se alimentara de las raciones que usted tanto desprecia.

  2. Las migas estaban DEBAJO del mantel, no en vuestra cara, algo normal si vais a comer a un bar cuando estan cerrando. Y el churrasco rancio, pues seguramente se lo habrá pasado por el sobaco la cocinera por ir de guays. Saludos y feliz indigestión 🙂

  3. con frecuencia acudo a Don Manuel a tomar vino,comer o cenar y salgo muy satisfecho de la calidad precio y atención . Recomiendo pulpo, chipirones y churrasco de cerdo. El precio es muy barato y las cantidades son muy abundantes. Se queda pequeño para la cantidad de gente que acude.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *