Un cocido de escándalo en Casa Tino

Pensión Restaurante Tino

Teléfono: 982 179 233
Campo da Feira s/n
Momán, Concello de Xermade
27826 Lugo

Localización en Google Maps

¡Por fin hemos visitado la provincia de Lugo! Nos hemos acercado hasta Momán, en el muncipio de Xermade para degustar un cocido fabuloso. Nos habían recomendado este sitio por su famoso bacalao, pero al llegar al restaurante, y ver las fuentes de cocido en el resto de las mesas, nos decantamos por probarlo. (Especificar que normalmente tenéis que encargarlo).
Para los que os guste este “marisco de cortello” no dejéis pasar la ocasión, porque realmente, estamos ante un cocido como los de siempre: al que no le falta de nada. Además, los que nunca hayáis probado las “filloas de caldo”, en el plato van incluídas, por lo que os animamos doblemente. ¡Están deliciosas!
Éramos 5 personas y el menú fue el que sigue: como entrante unas croquetas de jamón ibérico (impresionantemente ricas) y 5 raciones de cocido con sopa incluída. Nos habrían llegado 3-4 raciones… porque la cantidad es muy abundante y además te preguntan si quieres más carne, más patatas, más “grelos”, más y más….
De postre, tan sólo dos comensales nos atrevimos tras la “gran comilona” y nuestra elección fueron “filloas recheas” está vez dulces y con crema. ¡Estaban insuperables!
A este menú tenemos que añadirle -para que os hagáis una idea del precio-, vino de la casa, gaseosa, una coca-cola, agua (1 botella de 1,5 litros). Y ahora lo más increíble: pagamos 122 euros, es decir 24,40 euros por persona. Deciros que Reservone no engaña y si os apetece comer un cocido de fábula  Tino, en Momán, nos parece una excelente opción relación calidad-precio.
P.D: Dos de las personas habían ido a este restaurante en otra ocasión y aseguran que el bacalao, del que en la carta hay muchas elaboraciones diferentes, es un acierto seguro. ¡Así que tendremos que repetir!
LO MEJOR: el cocido, su variedad en carnes y elementos, el servicio, la calidad de la comida, la rapidez.
LO PEOR: está un poco apartado pero merece la pena acercarse.

 



 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *